ORGANIZACION

Estructura Orgánica

La Inspectoria General del Sector Interior tiene Ia siguiente estructura organica:

 

 

Lineamientos

Lineamientos Generales para el Fortalecimiento de la Disciplina, Control Interno,
Ética y Transparencia en el Sector Interior


-EJES TEMÁTICOS-

 

La Inspectoría General del Sector Interior tiene como líneas de intervención la prevención, supervisión, sensibilización e investigación de todas aquellas conductas que afecten la ética, la transparencia y la disciplina del personal del Sector Interior. Para ello planteamos como herramientas específicas el diseño e implementación de estrategias, que permitan lograr objetivos concretos, como son la implementación de mecanismos de control interno, el funcionamiento adecuado del sistema disciplinario a nivel Sectorial, entre otros. En el ámbito policial, la Inspectoría General de la PNP y el Tribunal de Disciplina Policial constituyen actores fundamentales para el adecuado funcionamiento del sistema disciplinario policial, teniendo como condición ineludible el respeto irrestricto al debido procedimiento para la emisión de los actos administrativos que les competen. Como parte de la gestión, se ha considerado de absoluta importancia la generación de propuestas de mejora, que desde la Inspectoría se propondrán, ya sea a nivel normativo, de procesos o procedimientos internos de los órganos y organismos que conforman el Sector.

 

Lineamientos Generales

  • Consolidar el Sistema Disciplinario y Funcional del Sector Interior, con la participación activa de todos los órganos dependientes y de los diferentes sectores del Estado, con el fin de realizar acciones orientadas a reducir progresivamente la corrupción.
  • Fortalecer y efectivizar la implementación del sistema de control interno y externo para combatir frontalmente la corrupción, fomentando la práctica de valores y principios éticos en nuestras acciones, a fin de generar confianza y credibilidad.
  • Priorizar las acciones de prevención, a nivel interno y externo, a fin de promover una cultura de respeto a las normas que generan obligaciones y a aquellas que otorgan derechos, así como al principio de autoridad, promoviendo actividades de capacitación y sensibilización.
  • Privilegiar las acciones de investigación y supervisión, programando operativos inopinados que contribuyan a identificar y eliminar las malas prácticas. 5. Fortalecer las capacidades y competencias del personal, que coadyuven a una gestión óptima y eficiente.