Más de ocho toneladas de droga son destruidas en la primera incineración del año